Evaluación Neuropsicológica y Rehabilitación Cognitiva de  Adultos.

La independencia funcional es una de las máximas expresiones de la conservación de la salud y de la calidad de vida.

lateral2

Los trastornos cognitivos debilitan o anulan las habilidades necesarias para desempeñarse de manera independiente, reduciendo la capacidad de autocuidado, la orientación, la comunicación, la memoria, el juicio crítico, o las habilidades prácticas.

Gran cantidad de acontecimientos o patologías pueden provocar, de manera repentina o gradualmente, deficiencias en las habilidades cognitivas: los traumatismos de cráneo, el accidente cerebro vascular, todos los tipos de demencia, la epilepsia, la esclerosis múltiple, los estados depresivos, la esquizofrenia, las intoxicaciones, las adicciones, etc. Afortunadamente existen estrategias de evaluación y de tratamiento para afrontar las patologías mencionadas y contrarrestar o disminuir el impacto que provocan sobre la independencia funcional.

Los Programas de Rehabilitación Cognitiva individualizados favorecen los recursos plásticos del cerebro, en un intento sostenido y lógico que permite reducir al máximo posible las consecuencias negativas de las patologías adquiridas, con el fin específico de recuperar las habilidades cognitivas que sostienen la capacidad de desempeño independiente y sano.

¿Cómo se consigue?

Mediante una dedicada Evaluación Neuropsicológica, llevada a cabo por un equipo especializado, interdisciplinario, capaz de precisar el rendimiento premórbido, el impacto de la patología en el desempeño cognitivo y en la capacidad de independencia funcional, y valorar la situación vital actual del paciente y su familia.Como consecuencia de una correcta evaluación neuropsicológica es posible desarrollar un Programa de Rehabilitación Cognitiva personalizado, que contempla no sólo el rendimiento expresado en puntajes, sino también los intereses personales del paciente y según los objetivos de tratamiento acordados en conjunto: paciente, terapeutas y familiares.La familia es considerada de suma importancia para el equipo terapéutico, porque forma parte activa en el momento de afrontar un proceso de rehabilitación cognitiva, por lo mismo será necesario cierto entrenamiento, y neuroeducación, llevado a cabo por los profesionales que componen el equipo terapéutico.

¿A quiénes está dirigido?

Adolescentes y Adultos.

¿Con qué especialidades cuenta el equipo?

• Neurología.
• Neurocirugía.
• Psiquiatría.
• Neuropsicología.
• Psicología.
• Terapia Ocupacional.

¿Qué problemáticas se abordan?

• Enfermedad de Alzheimer.
• Demencia del lóbulo frontal.
• Demencia en enfermedad de Parkinson.
• Demencia vascular.
• Demencia asociada al S.I.D.A.
• Demencia por Cuerpos de Lewy.
• Afasia progresiva primaria.
• Trastornos cognitivos secundarios a traumatismos encéfalocraneanos.
• Esclerosis múltiple.
• Depresión.
• Disminución del rendimiento cognitivo por estrés..
• Otras patologías psiquiátricas.
• Deterioro psicoorgánico.

¿En qué consiste una evaluación interdisciplinaria?

El paciente es evaluado por distintos profesionales especialistas abarcando la problemática desde diferentes perspectivas y acordando objetivos de tratamiento en conjunto.El abordaje conjunto de la problemática cognitiva-conductual permite el tratamiento específico de la disfunción que puede estar originada por factores neurobiológicos, emocionales, psicológicos, por acontecimientos vitales, defectos nutricionales, o por el normal envejecimiento.Posterior a una primera sesión de admisión, el especialista establecerá una conducta terapéutica que contempla el motivo de consulta y las evaluaciones correspondientes del equipo interdisciplinario.Consiguiendo en un período de dos semanas aproximadamente, el desarrollo y jerarquización de los objetivos terapéuticos extraídos de las evaluaciones, para comenzar plenamente con el Programa de Rehabilitación Cognitiva.La comunicación constante entre los profesionales a cargo del paciente y su familia forma parte de la metodología de trabajo, puesto que ambas partes observan al paciente y pueden informar mutuamente la dirección de los resultados del proceso de rehabilitación.

¿Cómo se desarrolla el Programa de Rehabilitación Cognitiva?

Producto de las evaluaciones interdisciplinarias se jerarquizan diferentes conductas terapéuticas, priorizando la particularidad de cada paciente.Los Programas de Rehabilitación Cognitiva consisten en la realización de ejercicios precisos y guiados por un terapeuta especialista, que favorecen los procesos de atención, memoria, razonamiento, cálculo, o visuoconstrucción, entre otros.La neuroeducación permite la comprensión de los mecanismos cerebrales implicados en los procesos atencionales, la memoria, y el razonamiento, por ejemplo, favoreciendo la adaptación operativa frente a la problemática, concentrando los esfuerzos personales, familiares y terapéuticos para disminuir o superar la dificultad.La disminución o superación del déficit cognitivo es equivalente a la recuperación de la independencia funcional y la mejoría en la calidad de vida, tanto del paciente como de su familia.

¿Qué abordajes terapéuticos realiza el equipo?

• Ejercitación de los procesos atencionales.
• Ejercitación de la memoria.
• Ejercitación de las funciones ejecutivas.
• Rehabilitación de las habilidades comunicacionales y lenguaje.
• Ejercitación de Praxias y visuoconstrucción.Los programas se diagraman según los siguientes parámetros:Globales: destinados a la ejercitación de dos o más habilidades cognitivas (por ejemplo: la atención, la memoria y el razonamiento).
Específicos: destinados a la concentración de los ejercicios en un solo dominio cognitivo (por ejemplo: la memoria).
Restaurador: destinado a mejorar el rendimiento de las habilidades cognitivas al máximo posible.
Compensador: necesario cuando la función cognitiva ya no puede superar determinado límite, se trata de estrategias que mejoran el desempeño con métodos alternativos (por ejemplo: aprendizaje del uso de estrategias de “ayuda-memoria” específicamente diseñadas para los problemas de memoria irreversibles).
En consultorio: ejercicios en consultorio, con herramientas de estimulación cognitiva, software, etc.
En contexto: ejercicios en situaciones reales, con el acompañamiento del terapeuta o familiares.
El paciente, por ejemplo, puede comenzar con un programa Global, Restaurador, En consultorio: para ejercitar los procesos atencionales y la memoria, siguiendo un plan de complejidad creciente, siempre dentro del marco del consultorio de rehabilitación. Y posteriormente continuar con un plan Específico (concentrar los ejercicios en la ejercitación de la memoria), Compensador (con la generación de estrategias que favorecen el recuerdo) y En contexto (realizando pruebas en la vida cotidiana).Las modificaciones dinámicas en los Planes de Rehabilitación se desprenden de evaluaciones continuas, la observación clínica de los avances reportados por el paciente y sus familiares.

¿Cómo está conformado el equipo de Rehabilitación Cognitiva?

Contamos con un equipo de profesionales de alta calidad humana y profesional, con experiencia y dominio en su especialidad, y en constante actualización.

 

Neuropsicología
Lic. Jorge Quiroga

Enlaces de interés
sonepsa.com.ar