Cognición, Comunicación y Conducta

Abordaje de trastornos cognitivos, conductuales, lingüísticos y comunicacionales que afectan el desarrollo en niños y adolescentes.

Equipo de profesionales de alta calidad humana, con experiencia y en permanente actualización.
Cuando un niño o adolescente presenta bajo rendimiento escolar, dificultades en el aprendizaje de una o más áreas curriculares, problemas en su lenguaje o en su comunicación, desmotivación y falta de interés, dificultades para organizar la conducta y el juego, sentimientos de fracaso y baja autoestima, entre otros síntomas, es muy importante consultar con especialistas a fin de detectar los factores que generan esta situación y orientar hacia una pronta y sólida solución.

Neuropsicología

La neuropsicología del desarrollo, también llamada infantil o pediátrica, es una subdisciplina de la neuropsicología general aplicada, que estudia la relación entre el cerebro en evolución y la conducta. La neuropsicología del desarrollo comprende


características propias del funcionamiento del cerebro infantil que lo diferencian del funcionamiento del cerebro adulto, con elementos distintivos que sustentan la especificidad de la clínica, la metodología de evaluación, los enfoques terapéuticos y la investigación en este campo. La neuropsicológica infantil permite estudiar y comprender el funcionamiento neurocognitivo y comportamental del paciente en relación con el estado funcional del cerebro en desarrollo, identificando funciones preservadas y afectadas, así como su impacto en el aprendizaje, en el desenvolvimiento social, emocional y conductual.

¿Cuáles son los objetivos de la evaluación neuropsicológica?

• Detectar alteraciones en funciones neurocognitivas y comportamentales teniendo en cuenta la afectación en el rendimiento académico, conductual y social del paciente.
• Colaborar en la definición o confirmación de diagnósticos de patologías específicas o generales del desarrollo y de diagnósticos diferenciales.
• Elaborar un perfil neuropsicológico que permita visualizar funciones conservadas y alteradas.
• Valorar el efecto terapéutico de la medicación en el funcionamiento cognitivo conductual del paciente.
• Sugerir el plan de tratamiento y las prioridades en la intervención terapéutica.
• Proporcionar sugerencias neuroeducativas basadas en el perfil de funcionamiento neuropsicológico del paciente.

¿Qué tipo de pacientes estudia la neuropsicología clínica infantil?

Hay cuatro grandes grupos de sujetos:
• Los que tras un desarrollo inicial normal, sufren un accidente patológico que deja secuelas más o menos limitadas a ciertos sistemas funcionales.
• Los que padecen un hándicap mayor de instalación precoz en las esferas cognitiva, motora o sensorial (retardo mental, autismo, parálisis cerebral infantil, etc.)
• Los que, sin patología neurológica o psicosensorial mayor, padecen trastornos específicos del desarrollo de ciertas capacidades como el lenguaje, la lectoescritura, la psicomotricidad, el comportamiento social, la conducta autorregulatoria, etc.
• Los que, por padecer epilepsias refractarias son candidatos a cirugía y forman parte del protocolo de evaluación pre y postquirúrgica.

¿En qué consiste la evaluación neuropsicológica?

La evaluación neuropsicológica comienza con una entrevista con los padres del niño con el fin de conocer el motivo de consulta, la historia y características de la sintomatología, los antecedentes del desarrollo, el impacto de las dificultades en el ámbito escolar, familiar y social. Posteriormente se administra una serie de instrumentos de evaluación especialmente diseñados para explorar el funcionamiento del paciente en diferentes áreas: inteligencia, atención, memoria, percepción, gnosias, praxias, funciones ejecutivas, habilidades sociales, aprendizaje, conducta adaptativa. Se utilizan técnicas generales y específicas de exploración neuropsicológica, organizadas en un protocolo de evaluación de acuerdo al motivo de consulta y a los emergentes de la primera entrevista. Se emplean además, cuestionarios de conductas que deben completar los padres y docentes con el fin de conocer el comportamiento del niño en los ámbitos en los que se desempeña habitualmente. Al concluir la evaluación se elabora un informe detallado con los resultados obtenidos en todas las áreas, el análisis clínico, el perfil de desempeño con las fortalezas y debilidades, las conclusiones, la programación terapéutica sugerida, las derivaciones necesarias y orientaciones neuroeducativas específicas.

Evaluación neuropsicológica de pacientes con epilepsia refractaria candidatos a cirugía

La evaluación neuropsicológica es utilizada en unidades de epilepsia en la valoración prequirúrgica de pacientes candidatos a cirugía siendo su principal contribución determinar el funcionamiento cognitivo previo, las funciones alteradas y preservadas, predecir posible deterioro de funciones cognitivas postcirugía y valorar la calidad de vida. Posee especial interés por el aporte que realiza a los métodos electrofisiológicos y de neuroimagen, en la lateralización del lenguaje y la memoria, siendo este hallazgo de vital importancia para preservar estas funciones en el tratamiento quirúrgico de epilepsias del lóbulo temporal.

La evaluación neuropsicológica se realiza inicialmente durante la fase prequirúrgica y de seis meses a un año después de la intervención para valorar los potenciales cambios.

Psicopedagogía

La psicopedagogía atiende a las demandas de diagnóstico, tratamiento y orientación socioeducativa de niños y adolescentes que presentan dificultades en el ámbito escolar. Estas dificultades pueden manifestarse en un bajo rendimiento académico general o bien en dificultades específicas en la escritura, en la lectura o en el cálculo. Las causas del bajo desempeño escolar son muy diversas y complejas abarcando factores neurocognitivos, conductuales, emocionales que pueden dar lugar a un trastorno específico de aprendizaje o bien a un desempeño escolar bajo interferido por la influencia de otros desórdenes. De allí la importancia de realizar una evaluación psicopedagógica específica y completa, en coordinación con un equipo interdisciplinario, capaz de detectar el origen de la problemática escolar y así diseñar el mejor plan terapéutico. La visita a la escuela del niño o adolescente y el asesoramiento a los docentes constituyen un pilar fundamental en nuestra propuesta. Así como la constante comunicación entre los terapeutas, la familia, los docentes de apoyo al estudio y los docentes de la escuela.

La evaluación y tratamiento están divididos en tres grandes grupos según la etapa evolutiva y el tipo de dificultades que se presentan en cada una:

Etapa preescolar (3 a 5 años)

En esta etapa se realizan evaluaciones del desarrollo temprano, en las cuales se valora el funcionamiento del niño en las áreas cognitiva, adaptativa, juego simbólico y social, en la motricidad gruesa y fina, en el lenguaje y la comunicación, con el fin de conocer el perfil de funcionamiento y su impacto en el desarrollo escolar, familiar y social. La detección temprana de déficit en cualquier área del desarrollo es fundamental para realizar un abordaje terapéutico oportuno y prevenir situaciones de fracaso.

Etapa escolar (6 a 11 años)

En este período los motivos de consulta más frecuentes son los problemas atencionales y de memoria, el bajo rendimiento general, la desmotivación y falta de interés, el ritmo de aprendizaje lento, las dificultades específicas para aprender a leer, para escribir o en las matemáticas, las problemáticas conductuales que interfieren en el desempeño académico, el rendimiento variable y dependiente, las dificultades de organización. A partir de la evaluación psicopedagógica se planifica el abordaje terapéutico más adecuado, el cual puede incluir entrenamiento en funciones cognitivas generales, en habilidades instrumentales del aprendizaje y en funciones ejecutivas.

Etapa secundaria (12 a 17 años)

Los adolescentes manifiestan problemáticas escolares vinculadas con la falta de motivación, carencia de estrategias adecuadas de estudio, de organización y planificación, falta de autonomía, trastornos atencionales y en funciones ejecutivas que dificultan el desempeño académico, dificultades de aprendizaje desde los inicios de la escolaridad que se agravan en esta etapa, etc. El abordaje propuesto consiste en una evaluación interdisciplinaria, siendo la valoración psicopedagógica fundamental para establecer un perfil de funcionamiento cognitivo y de aprendizaje que oriente hacia la terapéutica más apropiada.

Psicología

La psicología es la ciencia de la conducta y de los procesos mentales. Los seres humanos nos vemos influenciados interna y externamente por aspectos biológicos, sociales y culturales. La Psicología observa e interviene sobre su importancia relativa y la forma en la que interactúan estos subsistemas.

Esta área está destinada a la evaluación, diagnóstico y tratamiento de problemáticas del niño, del adolescente, de las familias y de los sistemas en los que se desarrollan. Para ello, se abordan las problemáticas presentadas por nuestros pacientes desde la psicoterapia breve sistémica focalizando los objetivos del tratamiento y estableciendo metas concretas.

Uno de los principios más importantes para trabajar en psicoterapia desde esta óptica es confiar en los recursos de nuestros consultantes, creer en sus capacidades y en sus posibilidades de mejoría.

Se coloca en primer plano los recursos de los consultantes optimizando nuestra cooperación con ellos, trabajando cada caso en particular de manera integral y multidisciplinaria.

Desde un enfoque cognitivo conductual y con una visión sistémica de la familia, el abordaje psicológico en niños con dificultades en la conducta consiste en orientar a los padres en estrategias que les permitan afrontar conductas disruptivas de sus hijos, aprender a dar órdenes efectivas y claras incrementando la asertividad, estimular conductas adaptativas y desalentar conductas inadecuadas. Los objetivos de dicho abordaje son:

  • Ofrecer a los padres herramientas concretas para afrontar y resolver situaciones conflictivas en la crianza de sus hijos.
    • Devolver a los padres la sensación de control disminuyendo los niveles de estrés familiar y facilitando un vínculo más sano con el niño.
    • Lograr una mejor inserción del niño a sus contextos (escuela, casa, club, etc.), evitando problemas emocionales y psicológicos a futuro.

Fonoaudiología

El área de fonoaudiología se encarga de evaluar, diagnosticar e intervenir en las problemáticas de la comunicación expresiva y comprensiva en niños y adolescentes. Estas dificultades pueden manifestarse desde edades tempranas como una demora en la adquisición del habla más allá de las épocas evolutivamente esperadas, o bien como trastornos específicos en aspectos fonológicos, semánticos, morfosintácticos y/o pragmáticos con desfasajes significativos y características peculiares en el desarrollo del lenguaje y de las funciones comunicativas.

La intervención se realiza en todos los niveles con el fin de establecer o restablecer las habilidades y funciones de la comunicación de los pacientes buscando optimizar su uso.

El lenguaje es una facultad de la mente humana que permite codificar o descodificar un mensaje. Tal facultad se operacionaliza o implementa mediante una estructura neuropsicológica conformada por una red de alta complejidad de mecanismos y centros nerviosos especializados genéticamente en los siguientes dominios:

  • Organización de la producción y el reconocimiento de las cadenas sonoras del habla.
    • Reglas que gobiernan el ordenamiento secuencial de las palabras en frases y oraciones.
    • Sistema de significado que se adhiere a éstas, como consecuencia de las experiencias cotidianas y la interacción social del individuo en una variedad de situaciones comunicativas.

Las patologías o trastornos más frecuentes en niños son los que afectan su desarrollo lingüístico, a saber:

  • Trastornos del desarrollo del lenguaje.
    • Trastornos específico del lenguaje.

Como también trastornos del habla, entre los que se encuentran:

  • Trastorno articulatorio.
    • Trastorno fonológico.
    • Dispraxia.
    • Disartria.

Terapia ocupacional

¿Qué es CCC?

Se trata de un servicio de alta calidad humana y profesional que brinda una atención de excelencia en el Diagnóstico y Tratamiento de niños y adolescentes que presentan dificultades en el desarrollo cognitivo, conductual y/o lingüístico comunicacional.

¿Qué servicios ofrece?

  • Profesionales con experiencia y formación especializada.
    • Evaluaciones interdisciplinarias.
    • Diagnósticos completos, claros y precisos.
    • Abordaje integral médico–terapéutico–educativo.
    • Tratamientos basados en el concepto de terapias breves.
    • Abordajes terapéuticos con sustento neuroeducativo.
    • Orientaciones a las familias.
    • Asesoramiento en la Institución Escolar.
    • Actividades de Docencia: talleres para padres y docentes, charlas a la comunidad, cursos para profesionales.

¿A quiénes está dirigido?

Niños a partir de 3 años de edad y adolescentes.

¿Con qué especialidades cuenta el equipo?

  • Neuropediatría.
    • Psiquiatría infanto juvenil.
    • Neuropsicología.
    • Psicopedagogía.
    • Fonoaudiología.
    • Psicología.
    • Terapia ocupacional.

¿Qué tipo de problemáticas se abordan?

Entre otras:
• Dificultades generales de aprendizaje.
• Trastornos específicos de aprendizaje: dislexia, disgrafía, discalculia.
• Trastornos del desarrollo.
• Trastornos generalizados del desarrollo.
• Trastornos cognitivos.
• Trastornos del lenguaje y/o de la comunicación.
• Trastornos del comportamiento.
• Trastornos del estado de ánimo y trastornos de ansiedad.
• Trastorno por déficit de atención con/sin hiperactividad.
• Epilepsia.
• Trastornos del sueño.

¿En qué consiste la evaluación interdisciplinaria?

El niño o adolescente es evaluado en sus diferentes áreas de desarrollo por un equipo de profesionales especialistas que trabajan en forma integrada.

Se trata de evaluaciones del desarrollo y neurocognitivas comportamentales que, desde una perspectiva neuropsicológica, incluyen aspectos neurobiológicos, emocionales y socioambientales que impactan en el niño desde edades tempranas y a lo largo del proceso evolutivo, afectando las áreas de la cognición, del comportamiento, del lenguaje, de la comunicación y/o del aprendizaje.

El proceso evaluativo se inicia con una sesión de admisión con un profesional especialista en problemáticas del desarrollo, quien a partir del motivo de consulta y de una minuciosa entrevista clínica, establece un plan de evaluación interdisciplinaria con objetivos de diagnóstico.

El paciente puede requerir evaluación en las siguientes especialidades:
• Neuropediatría.
• Psiquiatría infanto juvenil.
• Neuropsicología.
• Psicopedagogía.
• Fonoaudiología.
• Terapia ocupacional.
• Psicología.

La valoración interdisciplinaria, previamente organizada de acuerdo a la problemática del paciente, se completa aproximadamente en dos semanas y media. Es evaluado por los diferentes especialistas en el desarrollo, obteniendo un perfil de desempeño en todas las áreas. Durante este período el psicopedagogo asiste a la escuela del paciente, con el fin de recabar información específica y asesorar a los docentes en estrategias que favorezcan su desempeño escolar y conductual.

El trabajo interdisciplinario se consolida mediante una reunión de equipo en la cual los resultados son integrados y se acuerdan criterios diagnósticos. Se elabora un informe escrito completo con los datos cuantitativos, las apreciaciones cualitativas, el análisis clínico, las conclusiones y las sugerencias terapéuticas.

¿En qué consiste el tratamiento propuesto en CCC?

A partir de la evaluación se diseña el plan de intervención terapéutica más adecuado a la problemática del paciente. El abordaje terapéutico que se propone se basa en los aportes de la neuropsicología infantil aplicada en el ámbito de la enseñanza y del aprendizaje: la neuroeducación.

La neuroeducación brinda información acerca de los mecanismos cerebrales que sustentan el aprendizaje, conocimientos sobre los que deben construirse los modelos terapéuticos y pedagógicos actuales. El entrenamiento neuropsicológico se sustenta en la plasticidad cerebral, por la cual cuando se activan determinadas funciones cerebrales mediante el ejercicio persistente y estructurado, se producen modificaciones en el funcionamiento neuronal obteniendo mejoras en el desempeño cognitivo y conductual de la persona.

El trabajo terapéutico está destinado además a abordar la problemática del paciente con una propuesta que se encuadra en el concepto de terapias breves, siempre que sea posible. Se considera efectivo un tratamiento cuando es específico en sus objetivos y cuando es realizado en un tiempo prudencial que no sobrepasa límites innecesarios, evitando el cansancio y la desmotivación del paciente y de su familia.

El tratamiento está dirigido a abordar al niño y/o adolescente en su problemática mediante la aplicación de técnicas de tratamiento y estrategias específicas dirigidas a mejorar, compensar y/o resolver dificultades en las áreas del desarrollo afectadas, junto con su entorno familiar y en coordinación con el ámbito escolar, considerando que el paciente está inmerso en un sistema que requiere orientación y acompañamiento durante el proceso terapéutico.

¿Qué abordajes terapéuticos realiza el equipo?

  • Entrenamiento en funciones cognitivas generales.
    • Entrenamiento en habilidades instrumentales para el aprendizaje.
    • Entrenamiento en funciones ejecutivas.
    • Entrenamiento en funciones comunicativas y del lenguaje.
    • Entrenamiento en motricidad fina, actividades de la vida diaria (AVD) y grafomotricidad.
    • Entrenamiento parental en estrategias de manejo conductual.
    • Abordaje psicológico sistémico familiar.
    • Abordaje psicológico individual.
    • Asesoramiento escolar.

Neuropediatría
Dr. Raúl Otoya

Neuropsicología
Lic. María Laura Llinás

Psicopedagogía
Lic. Laura Más
Lic. María Laura Llinás
Lic. Verónica Fernández

Fonoaudiología
Lic. Natalia Suárez

Psicología
Lic. Cecilia Cáseres
Lic. Silvina Gallisa

Enlaces de interés
Sociedad de Neuropsicología de Argentina
Revista Argentina de Neuropsicología
Asociación para la Investigación Neuropsicológica
Sociedad Argentina de Neurología Infantil
International Neuropsychological Society
Sociedad Latinoamericana de Neuropsicología
Asociación Neuropsiquiátrica Argentina